Puertas

Formas de reforzar la seguridad en la puerta principal

En gran parte de los casos, la puerta principal del hogar es el punto de mayor fragilidad. Sea por la poca practicidad de las rejas móviles o derivado de los diseños estandarizados con los que habitualmente se construyen, lo cierto es que este acceso se convierte en uno muy propenso a ser vulnerables. A pesar de esto, existen ciertas maneras de mejorar la seguridad de del hogar y la protección de sus integrantes y bienes, haciendo pequeños cambios.

Tipos de puertas de acceso más seguras

La puerta hueca que se elabora con dos placas montadas a una estructura, indudablemente es  una de las más inseguras, es conveniente contar con una puerta maciza, solida fabricada con una placa de madera de un espesor superior a los 5 centímetros.

No obstante, tienden a ser bastante costosas, de ahí que una buena solución es elaborar un marco metálico con barras cruzadas para colocar dentro de las puertas huecas tradicionales, de manera que si algún intruso opta por romper la estructura se encontrará con las barras de metal impidiéndole el acceso.

Por otra parte, las puertas de metal resisten más que las de madera, siendo también mucho más baratas que las macizas o sólidas. Aunque la mayoría las descarta por su apariencia poco estética, existe un excelente truco por aplicar, y es montar paneles o entablonados de madera por encima de la puerta metálica, dándole la estética deseada y conservando las prestaciones de su protección.

Si se quiere un extra de beneficios, puede colocarse relleno de aislación entre la madera decorativa y el metal, utilizando simples planchas de poliuretano expandido o de isopor, para mejorar la aislación térmica de la casa.

Si quieres saber más sobre la seguridad en las cerraduras del hogar haz click aquí

Cerraduras más seguras para la puerta principal

Por lo general, tanto las puertas de acceso principal como las de acceso secundario (esas que dan al jardín) disponen de un sencillo sistema de cierre, conferido de un picaporte y una cerradura que varía de uno a tres pestillos pasantes, un sistema es bastante vulnerable. Lo ideal es utilizar cerraduras de seguridad más amplias capaces de lograr un mayor punto de contacto entre el marco y la puerta.

Asimismo existen sistemas más complejos de barras, conformados por pestillos pasantes en dos o en cuatro direcciones (hacia arriba y abajo y/o hacia ambos lados) que se colocan por el interior de la puerta. El único contra, será como siempre, lo costoso de estos sistemas.

Un modo económico para potenciar la seguridad  del hogar es optar por colocar un picaporte que desde el exterior que únicamente pueda abrirse con la llave, así como poner trabas interiores cuando los habitantes ya estén en casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *