Seguridad en las cerraduras del hogar

Seguridad en las cerraduras del hogar

Entre los elementos más importantes del hogar se encuentra, innegablemente,  la puerta de entrada y su correspondiente cerradura. El saber elegirlas y mantenerlas de forma correcta contribuye en gran medida a evitar cualquier tipo de “visita inesperada”  o robo al inmueble.

Siempre es recomendable recordar el darle vuelta de llave, se esté o no dentro de casa, ya que de nada sirve contar con una buena cerradura si no cumple su función principal. En este mismo orden de idea los expertos recomiendan el uso de escudos protectores, que no son más que dispositivos de seguridad instalados en la puerta con el fin de proteger la cerradura y prevenir robos rápidos y silenciosos.

Asimismo el mantenimiento de las mismas es fundamental, lo ideal como primera medida para conservarlas es incorporar lubricantes especiales. Si esto no fuese suficiente siempre puedes acudir a cerrajeros 24 horas Valencia.

¿Cuáles son las mejores cerraduras hoy en día?

Al momento de comprar una cerradura nueva, existen tanta variedad de modelos que es normal no saber cuál elegir. Lo cierto es que una llave de aparente seguridad, desafortunadamente, no será siempre segura ni irá acompañada de una cerradura que se enclave efectivamente en el marco, por ende no estará protegida como se debe, frente a ataques al escudo/bombillo.

Esto conlleva al error recurrente de que muchas personas que se confían pensando que cuentan con una buena cerradura, lo cual – en la mayoría de los casos – es mentira. Otro factor con el que se debe lidiar es las cerraduras se han quedado obsoletas ante tantas nuevas técnicas de robo, es por ello que deben cumplir tres características:

  1. Que neutralice los ataques de habilidad/manipulación,
  2. Que sea efectivo el enclavamiento del cerrojo en el marco
  3. Que contrarreste los ataques violentos de rotura del cilindro

Mantenimiento correcto para que una cerradura dure muchos años

Ciertas cerraduras que se venden en el mercado, están certificadas para un determinado número de ciclos mínimos, esto implica que no requieren mantenimiento hasta traspasar ese límite de ciclos, por ejemplo las más exigentes sobrepasan los 100.000 ciclos.

Como se mencionó al principio, el primer nivel de mantenimiento corresponde a la incorporación de lubricantes. En este punto, se debe tener mucho cuidado de que los mismos sean especiales para ese cometido, es decir, no se recomienda el lubricante en spray típico, ya que aunque mejoraría en un primer momento su función, al secar dejará residuo que empeorará la situación. Lo ideal son los lubricantes con propiedades especiales, esos que son inocuos en el tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies